Novedades

Cómo mantener un ambiente cálido durante la estación invernal

Publicado por Parexklaukol

Para lograr una temperatura interior estable durante todo el año y un elevado confort interior la clave es la aislación.

El aislamiento térmico tiene como objetivo minimizar las trasmisiones de calor del interior al exterior y viceversa, para evitar las pérdidas de calor en períodos fríos y el calentamiento interior en épocas de altas temperaturas.

Una vivienda aislada térmicamente también contribuye a reducir el consumo de energía, elimina las condensaciones interiores y previene la aparición de humedad interior.

El aislamiento es fundamental tanto en los muros como en los techos y en el caso de los muros la capacidad de aislamiento térmico de las fachadas puede mejorarse mediante la incorporación de material aislante de reducido espesor.

Lanko 901 aquí es un mortero premezclado en seco, listo para usar, que resuelve la aislación térmica, hidrófuga y el revoque en un solo paso.
Ideal para aislar térmicamente viviendas, edificios e instalaciones industriales. Se aplica en paredes, medianeras o cielorrasos, tanto en construcciones nuevas como en remodelaciones, sobre ladrillos, hormigones y bloques de cemento.
Se diferencia de otros sistemas de aislación porque:

- Logra una aislación continua sin puentes térmicos.
- Es permeable al vapor de agua evitando condensaciones interiores y es hidrófugo y reemplaza al azotado tradicional.
- Realiza un importante ahorro de energía, tanto en invierno como en verano, al reducir el consumo, siendo una inversión que se recupera en corto tiempo.

- Ofrece un elevado confort térmico dentro de la vivienda


Lanko 901 mejora la aislación térmica un 56% aplicado en 3 cm de espesor.

Conocé más sobre Lanko 901 aquí